Incubación del Pingüino Emperador

Incubación del Pingüino Emperador

La incubación del pingüino emperador es una de las más largas dentro del Reino Animal. Y de las más desafiantes además. Ya que esta especie, al igual que otros sub géneros, debe combatir condiciones adversas para sobrevivir. Pero no por eso pierde su encanto y belleza. El emperador es una de las aves más hermosas, oriunda de la Antártida.

Sus dimensiones son extraordinarias, pudiendo alcanzar y superar los 130 centímetros de altura. Pero lo que realmente resulta llamativo del pingüino emperador, es su forma de reproducción e incubación. Puede recorrer más de 90 kilómetros tierra adentro para encontrar pareja, y además incubar sus huevos lejos de potenciales riesgos. Justo en el lugar donde sus antepasados también lo hicieron.

De las especies de pingüinos, está señalada como una de las más impresionantes. Sobre todo por su adaptabilidad al entorno, y la capacidad física de esta ave. En las condiciones más extremas, puede soportar más de 65º bajo cero. Manteniendo sus huevos calientes y lejos de los elementos del continente blanco, en todo momento. Aprende un poco más sobre esta curiosa ave.

AptenodytesForsteri (O Pingüino Emperador)

El Pingüino Emperador es un ave de gran tamaño, la más grande de la familia de los pingüinos. Puede llegar a sobrepasar los 130 centímetros de estatura, y fácilmente puede alcanzar la cintura de un hombre promedio. De esta manera, supera con creces al Pingüino Rey, el segundo más grande de este tipo de aves.

Pingüino Rey

Pingüino Rey

Vive en las gélidas aguas del Antártico, y suelen verse sobre grandes bloques de hielo de la zona glaciar. Su lugar de origen es bastante definido, a si se le comprara con el pingüino de Humboldt, que se reparte por varios países de América del Sur.

Es increíble, como este pingüino ha logrado evolucionar para adaptarse física y psicológicamente a las duras condiciones de esta zona del planeta. Por lo demás, el Emperador resulta imponente y hermoso en su aspecto.

pingüino de Humboldt

pingüino de Humboldt

Su gran tamaño le aporta presencia. Siempre va “vestido de smoking”, como algunos expertos señalan. La cabeza, espalda y alas son de color negro. Pero su pecho es blanco con leve coloración amarillenta. Con concentraciones de un amarillo brillante en sus orejas. Aparte de su color, el plumaje es diferente al del resto de las aves, ya que se asemeja más a la apariencia del cabello humano. Toda una revelación cuando se observa de cerca.

Si en algún momento te preguntaste ¿qué son los pingüinos?, ya lo tienes bien claro. Nadie puede ignorar un animal tan impresionante y majestuoso como el Emperador, y no querer conocer más sobre su especie.

Apareamiento del Pingüino Emperador

La etapa reproductiva del Emperador al igual que el Rey, no empieza sino pasados los 7 a 8 años de edad. Debido a su gran tamaño, requieren de más tiempo para la madurez de su aparato reproductor. Cosa que ocurre más temprano en otras sub especies, como el pingüino azul. Esto sin duda es una manifestación de la esperanza de vida que albergan estas aves de gran tamaño.

pinguino azul

pinguino azul

Una vez que entran en la edad adulta, comienza el proceso de apareamiento. Pero el cortejo del pingüino Emperador, es bastante peculiar. En especial, porque son completamente monógamos. A diferencia de otros mamíferos, este pingüino suele escoger una sola pareja para reproducirse y compartir de por vida, la crianza de sus descendientes.

La reproducción del pingüino emperador es casi un ritual. Acompañado de comunicaciones especiales y sonidos vocales, los machos pueden hacerse notar entre las hembras. Tal acción es con el fin de resaltar que está listo para aparearse. Pero pueden ser muchos más sofisticados. Atraen a su potencial pareja mejorando su apariencia, y construyendo nidos reconfortantes. Es un animal verdaderamente inteligente.

La tasa reproductiva del emperador es alta, tomando en consideración el período de copulación de otras sub especies. Este pingüino, puede llegar a poner huevos y cuidar de ellos al menos 3 veces por año. Por lo que trabajan arduamente por mantener asegurada la continuidad de su especie.

Proceso de Incubación del Pingüino Emperador

Una vez que los pingüinos han logrado copular, es momento de dar comienzo al proceso de incubación. La hembra busca donde colocar su huevos con mucho cuidado. Por ello, pueden llegar a formarse colonias de más de 45.000 parejas de Emperadores en zonas rocosas o lejos de la costa. Lo importante, es mantener seguros los huevos de las inclemencias del clima y el asecho de otros animales.

Pero, ¿cuál es la incubación del pingüino emperador? Por 65 días, el pingüino emperador cuida de sus huevos mientras incuba su cría. Tiempo considerable frente a los 42 días que le toma al pingüino de Magallanes, por ejemplo. Durante este período, estas aves pueden ser muy territoriales, e incluso sienten recelo de sus iguales si se acercan demasiado a sus huevos.

pingüino de Magallanes

pingüino de Magallanes

Sus nidos pueden estar o no expuestos a la intemperie, pero el macho siempre va a acoger a los huevos entre sus patas. Su instinto protector es bastante intuitivo, y se enfrentan a las condiciones más extremas porque sus crías lleguen a feliz término. El propósito es darles el calor suficiente que los proteja de los gélidos vientos del Cono Sur. Además de proporcionarles abrigo, ante la existencia de otras especies que puedan alterar su proceso de gestación.

Hay que recordar que la Antártica, donde habitan los pingüinos Emperador es una de las regiones más frías del planeta. Y aunque pueda asociarse a los pingüinos con zonas congeladas, ocurre lo contrario con el pingüino africano. Que vive en África y está sometido al calor más extremo.

pingüino africano

pingüino africano

Como sea, el Emperador vive y se adapta con gran temple a las temperaturas bajo 0 sin problemas. Una vez que han eclosionado los huevos, son las madres quienes se encargan de buscarles alimento. Mientras que el padre se encarga del cuidado de la cría en todo momento. El habitad del pingüino emperador obliga a que las hembras deban caminar kilómetros hasta las costas, para obtener peces suficientes con que alimentar a los recién nacidos.

La incubación del pingüino emperador pudiese no parecer fácil para otras especies similares. Pero sin duda, deja entrever la fortaleza de esta ave por asegurar la reproducción de su estirpe. Protegiendo a toda costa, sus huevos y crías.