Coral

Puede que te sorprenda saber que la roca llena de agujeros, como la sustancia conocida como coral, es en realidad un animal y una parte vital del mundo marino. El coral es una especie animal similar a la anémona marina y casi parece ser mitad animal y mitad planta cuando se mira lo que hace el coral.

Se cree que hay alrededor de 70.000 especies diferentes de coral que se encuentran en los océanos del mundo, pero abundan en el hemisferio sur debido a los climas cálidos y tropicales.

Coral

Coral

Las especies de coral se dividen generalmente en dos subespecies, dependiendo de cuántos tentáculos tenga el individuo coralino. Esas especies de coral con ocho tentáculos son conocidas como Alcyonaria, que incluye corales blandos, abanicos marinos y corrales marinos. Esas especies de coral con más de ocho tentáculos son conocidas como Zoantharia, que incluye las especies de coral que se encuentran en los arrecifes de coral.

Características del coral

En particular, los arrecifes de coral desempeñan un papel muy importante en el mantenimiento de una diversidad tan alta de vida en los océanos del mundo, ya que no sólo proporcionan excelentes lugares para que los animales marinos se escondan de los depredadores próximos, sino que también actúan como punto de encuentro y crianza para literalmente miles de especies de animales, especialmente peces.

Los corales pueden vivir de 3 meses a 30 años dependiendo de cada especie de coral y del papel que juegan en el ecosistema. Por ejemplo, las especies de coral que conforman los extensos arrecifes de coral (como la Gran Barrera de Coral en Australia, que se extiende por más de 1.600 millas de largo) tienden a vivir mucho más tiempo que las especies que se encuentran por sí solas, como los corales más blandos.

Alimentación del coral

Los corales capturan peces pequeños y animales como el plancton utilizando células urticantes en sus tentáculos, aunque estos animales obtienen la mayoría de sus nutrientes de las algas. Esto significa que la mayoría de los corales dependen de la luz solar y crecen en aguas claras y poco profundas, típicamente a profundidades menores de 60 m (200 pies). Sin embargo, hay varias especies de coral que se han adaptado para habitar los océanos a profundidades de hasta 3000 metros.

Amenazas del coral

Los científicos han predicho que más del 50% de las formaciones coralinas del mundo habrán desaparecido para el año 2030, y sorprendentemente no sólo debido a la creciente actividad humana como la pesca y el buceo. Los desastres naturales como terremotos y tsunamis pueden tener un efecto devastador en los corales de esa zona. El tsunami de 2004 en el sudeste asiático destruyó completamente todo lo que había en su camino, destruyendo centenares de antiguos arrecifes de coral en estas aguas tropicales.

Muchas especies de coral, como el coral de cuerno de ciervo (una especie dura de coral que se ramifica para parecer cuernos de ciervo), son clasificadas hoy en día como especies en peligro de extinción debido a la severa disminución en el rango de distribución de los corales.